Día del Niño, pero no para todos

Un buen número de los más de tres millones de niños y niñas bolivianos no son tratados como tales por las circunstancias en que viven, que hacen que sus derechos y oportunidades sean algo ilusorio que ni el Estado, ni la sociedad ni sus familias han podido poner a su alcance. Aun peor, esas circunstancias han determinado que los gobernantes dejen de verlos como niños para tratarlos, legalmente, como una especie de adultos, o de considerarlos virtualmente adultos en diferentes esferas, soslayando así la responsabilidad estatal de brindarles la mayor atención y protección posibles. Por esta visión, hoy, 12 de abril, muchos de ellos no celebrarán su fiesta, pues para el Estado ya dejaron de ser niños
Ver opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *