A los poderes (del Estado) y a los poderosos no les interesa que las cosas cambien en la justicia. Menos a los operadores y a los abogados; tampoco a los ciudadanos, dependiendo de sus conexiones y de su posición en la sociedad, pues, cuando tienen la posibilidad, se sumergen o se dejan absorber por un sistema tan bien afianzado que no puede desmontarse con una reforma.

Ver opinión
junio 21, 2021

La tortura y la degradada justicia en Bolivia, de nuevo bajo la lupa del SIDH

A los poderes (del Estado) y a los poderosos no les interesa que las cosas cambien en la justicia. Menos a los operadores y a los […]
marzo 8, 2021

El embrujo de las leyes

El embrujo de las leyes
febrero 20, 2021

Lo feo de Uyuni, la libertad de expresión

Lo feo de Uyuni, la libertad de expresión
noviembre 6, 2020

Los maricas habían sido otros

Cuánto más esta pareja deberá esperar que las autoridades concernidas asuman con coraje y responsabilidad sus deberes, es una incertidumbre. Hasta aquí, lo único cierto es […]