El molestoso tuit de García-Sayán

La detención de Gustavo Torrico genera preocupación, no solo para el Relator Especial, sino para todos aquellos que quisiéramos que las prácticas autoritarias de los últimos casi tres lustros quedasen en el pasado.
Ver opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *